Lesiones de Hombro.

Manguito Rotador

La tendinitis del manguito rotador es una patología por sobreuso que provoca dolor y discapacidad en el hombro y parte superior del brazo. A menudo se le denomina «pinzamiento» o bursitis. Estos 3 nombres describen la misma condición, causada por la utilización del hombro y brazo en tareas que son repetitivas y que con frecuencia incluyen movimientos del brazo por encima del plano del hombro. Es una patología por sobreuso que provoca dolor y discapacidad en el hombro y parte superior del brazo. A menudo se le denomina «pinzamiento» o bursitis. Estos 3 nombres describen la misma condición, causada por la utilización del hombro y brazo en tareas que son repetitivas y que con frecuencia incluyen movimientos del brazo por encima del plano del hombro.

 

Causas y síntomasLas actividades deportivas que se asocian con frecuencia a esta condición son los deportes de raqueta, la natación, los deportes de lanzamiento y el levantamiento de pesas. Cuando el atleta aumenta su nivel de actividad demasiado rápidamente o entrena durante largos periodos de tiempo, los grupos músculo-tendinosos pueden inflamarse. El resultado es: dolor, sensibilidad local e incapacidad para realizar movimientos con el hombro afecto.

Pexo Braquial

Esta lesión consiste en una disfunción temporal de las estructuras nerviosas del llamado plexo braquial (un conjunto de raíces nerviosas que salen de la médula espinal y que son vitales para la inervación del brazo) tras un traumatismo en la cabeza, el cuello o el hombro.

 

Ocurren en diversos deportes, como el fútbol, el rugby, la lucha libre, el hockey sobre hielo, el esquí, el ciclismo, el motociclismo y los deportes ecuestres. Probablemente son varios los mecanismos que contribuyen a las lesiones del plexo braquial: flexión lateral de la médula cervical, depresión del hombro y traumatismo directo en la zona cervicobraquial.

Esguince

Es una lesión traumática de la articulación en la que se elonga uno o más ligamentos. Produce dolor, edema y hemorragia en la región afectada hasta formar un hematoma y al mismo tiempo produce una incapacidad funcional de la región. Se origina por una colisión, caída inapropiada o bien por cualquier fuerza que exceda la capacidad elástica del ligamento. 

El dolor aparece con la actividad física y en ciertas posiciones afectando al ligamento lesionado.El esguince de tobillo es muy común sobre todo en jugadores de fútbol, baloncesto y voleibol.

Luxación del hombro

La luxación del hombro puede ocurrir cuando un impacto intenso desgarra la zona anterior de la cápsula de la articulación del hombro, lo que provoca la salida en dirección anterior de la cabeza del húmero (el hueso principal del brazo). 

Existen dos mecanismos que pueden producir una luxación anterior del hombro: por una caída sobre una mano en hiperextensión por la colisión con un jugador (o con un objeto) cuando el hombro está en rotación externa y separado del cuerpo. 

El hombro también puede luxarse en sentido posterior, pero la luxación más frecuente es la anterior.Se habla de subluxación del hombro cuando el húmero se desliza hacia fuera de su articulación, pero luego se reduce de manera espontánea. 

Las subluxaciones posteriores se observan más a menudo en los deportistas que realizan movimientos repetitivos de la mano hacia arriba, como los nadadores, surfistas, jugadores de tenis y frontón.

Fractura

Las fracturas son lesiones que afectan al sistema musculo-esqueletico. El síntoma principal es el dolor muy severo que provoca la afección del periostio y los tejidos blandos circundantes, y en menor proporción, el hueso esponjoso.

Con frecuencia el dolor se acompaña de espasmo muscular reflejo de la región inervada por el mismo segmento espinal. Además se lesionan vasos sanguíneos y nervios, lo que provoca dolor adicional. Cuando se produce una hemorragia en espacios cerrados de los miembros, puede aparecer un síndrome compresivo compartamental, con dolor isquemico en el músculo, constante y creciente a medida que la isquemia aumenta. 

En el ámbito deportivo, las fracturas suelen producirse por caídas o impactos. Asumiendo que la piel continua integra la sintomatología son, edema, equimosis e hipersensibilidad sobre el lugar de la fractura. Existen deformidades en la medida de que exista desplazamiento de los extremos fracturados del hueso.